fbpx

Nadia y Susana, Empalme Graneros

Nosotros gracias a dios estamos bien, no tenemos para tirar para arriba. Nos arreglamos. Pero hay muchos vecinos que no, que se les complica porque trabajan día a día, se las rebuscan cartoneando y ahora no lo pueden hacer. Esto recién empieza y ahora estamos más o menos llevándola, hay que ver qué pasa en unos días más porque se va a complicar la economía para todos, no solamente para los que trabajaban día a día sino para todos en general.

En casa de Susana tenemos un merendero que se viene sosteniendo con la ayuda de Ciudad Futura y de Unidad Popular, donde hacemos pan casero, chocolatada, leche con arroz. También hacemos entrega de jabones con las indicaciones de cómo higienizarnos. El merendero no es la mejor la salida pero se colabora con los que necesitan. Llegamos a dar la copa de leche para 220 personas y repartíamos con todas las medidas de prevención (barbijo, guantes, alcohol en gel para proteger). Hace unos días tuvimos que suspender momentáneamente la actividad porque nos avisaron de un caso positivo de coronavirus en el barrio, por prevención y cuidado para los vecinos y para nosotros. Por eso empezamos a buscar otras alternativas para ver cómo solucionamos el problema para ayudar a la gente.

Hablamos con Desarrollo Social y nos dijeron que iban a tomar la intervención, junto con el Centro de Salud, específicamente con las personas que tienen problemas de salud. Sabemos que están dando bolsones, pero también sabemos que no alcanza a toda la población. A una parte. En muchos comedores no están haciendo entregas los fines de semana. Algunas escuelas están haciendo un sólo día por semana. También hay un comedor donde la Poderosa está cocinando. De los otros movimientos no sabemos cómo se están manejando.

Además, acá hay muchos casos de dengue. Antes del coronavirus hubo un brote muy grande en Empalme. Esto también es peligroso y tenemos que tener en cuenta todas las medidas de prevención.

Pero eso no es todo. También hubo distintas situaciones de violencia de género que se saben en el barrio pero no podés hacer nada porque no podés movilizarte o llegarte, no tenés las herramientas como para hacerlo. La otra vez, se hizo la denuncia y todo, pero lo retienen un par de horas y después lo largan. No es solamente que estamos con el virus sino que también tenemos que tener en cuenta la situación de las mujeres que están en riesgo.

Es importante que seamos conscientes de que esto no es un broma, de que nos puede afectar a todos. No es algo que pasó allá en China, está acá, en Argentina también. Creo que en este momento tenemos que ponernos a reflexionar hacia adentro, que me puede tocar a mi o a vos, a cualquier ser querido, a cualquiera. El virus no espera que vos seas pobre o seas rico, a cualquiera. Muchas veces no valoramos la vida y cuando suceden estas cosas, podés gritar, podés zapatear, pero los muertos no vuelven. Reflexiona si tenes mamá, papá, hijos, tíos. Cuídalos. Ayudando, nos ayudamos entre todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *