fbpx

Un IFE universal para poder enfrentar la segunda ola de Covid 19

Escalada en los casos positivos, aceleración de contagios y el sistema de salud en una situación complicadísima. En paralelo, crecimiento de la pobreza (con 3millones de nuevos pobres) y de la desocupación, mes récord de inflación, aumentos de precios en alquileres, nafta, transporte y alimentos.

Este es el escenario en el que entramos a la “segunda ola”. Esta es la realidad que nos toca atravesar. Y es en este marco que se hacen por demás de entendibles y necesarias las restricciones a la circulación y un nuevo llamamiento a la responsabilidad individual. El problema es cuando esas medidas sanitarias (e incluso la predisposición individual para seguirlas) se chocan de frente con las posibilidades materiales que existen para cumplirlas.

¿Cómo se le pide a alguien que para cubrir su costo de vida tiene que trabajar más horas que hace un año, que circule menos? ¿Cómo hace un trabajador o trabajadora informal que vió aumentar el precio del alquiler, del transporte público y de los alimentos para hacerle frente a eso, sino es trabajando más?

La propuesta para empujar la creación de un IFE universal que ingresamos en el Concejo Municipal de Rosario (y que mañana vamos a ingresar también en la Cámara de Diputadas y Diputados de Santa Fe) tiene que ver no sólo con abordar la delicadísima situación económica que atraviesan sectores cada vez más grandes de nuestra sociedad, sino también con generar un piso que permita que las medidas sanitarias para frenar los contagios tengan sentido: es decir, que puedan ser cumplidas.

Porque para poder cuidarnos de la pandemia del COVID 19, tenemos que abordar de alguna manera la otra pandemia: la de 4 años de neoliberalismo en el gobierno que ahora además tiene este contexto mundial que nadie quiere, pero que existe. Y no hay mejor modo de apuntalar los cuidados y el cumplimiento de las normas sanitarias que descomprimiendo la agobiante situación económica que viven millones de familias de nuestro país. Para cumplir con unas medidas, en síntesis, se necesitan las otras.

Arroyito Oeste

Alejandra empezó hace 3 meses, junto a otras mujeres, la copa de leche "Barrio que lucha". “Ahora también empezamos con la comida. Somos 10 chicas que preparamos los alimentos y los repartimos a 250 chicos”.

LEE MAS
Empalme Graneros

Nadia, junto a Susana, llevan adelante un merendero en el barrio rosarino Empalme Graneros, que asiste a 220 personas. "El merendero no es la salida de fondo, pero en la urgencia hay que colaborar con los que necesitan", dicen.

LEE MAS

OTRAS ENTRADAS DEL BLOG

Blog

Ante la idea de crear una empresa nacional de alimentos

Estamos convencidos que los alimentos son una de las principales luchas políticas de este tiempo. Dar esa batalla es luchar no solo por garantizar su acceso a toda la población, cosa que desde hace años no podemos resolver.

LEE MAS
Blog

«Saldar las deudas de la democracia con los barrios populares»

Lo sostuvo Antonio Salinas, titular del organismo local, al firmar en la tarde de hoy dos convenios con Fernanda Miño (Secretaria de Integración Socio Urbana de la Nación). Buscan generar un trabajo articulado para llevar agua a los barrios.

LEE MAS
Blog

Primer día en el Concejo, primer proyecto presentado

Hoy arrancó el mandato para el cual nos eligieron 80mil rosarios y ya presenté mi primer proyecto: agua para los barrios populares. Para saldar esa deuda que tiene la democracia con los más humildes.

LEE MAS

2.478 Comentarios